sábado, 13 de diciembre de 2008

EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

Es necesario saber que la humanidad vive con la conciencia dormida. Las gentes trabajan soñando. Las gentes andan por las calles soñando, las gentes viven y mueren soñando.

Cuando hemos llegado a la conclusión de que todo el mundo vive dormido, comprendemos la necesidad de despertar. Necesitamos el despertar de la conciencia. Queremos el despertar de la conciencia.

FASCINACIÓN

La causa del sueño profundo en que vive la humanidad es la fascinación.

Las gentes están fascinadas por todas las cosas de la vida.

Las gentes se olvidan de sí mismas porque están fascinadas. El borracho en la cantina está fascinado por el alcohol, el local, el placer, los amigos y las mujeres. La mujer vanidosa está fascinada ante el espejo por el encanto de sí misma. El rico avaro está fascinado por el dinero y las propiedades. El obrero honrado está fascinado en la fábrica por el duro trabajo. El padre de la familia está fascinado en sus hijos. Todos los seres humanos están fascinados y sueñan profundamente.

Cuando manejamos un coche nos asombramos al ver a las gentes arrojarse sobre las avenidas y calles sin importarles el peligro de los coches. Otros se lanzan francamente bajo las ruedas de los automóviles. Pobres gentes... andan dormidas.., parecen sonámbulas, andan soñando con peligro para sus propias vidas. Cualquier clarividente puede verles sus sueños. Las gentes sueñan en todo aquello que las tiene fascinadas.

EL SUENO

Durante el sueño, el Ego se escapa del cuerpo físico. Esta

salida del Ego es necesaria para que el cuerno vital pueda re-

parar el cuerno físico. En los mundos internos el Ego anda so-

ñando. Realmente podemos asegurar que el Ego se lleva sus

sueños a los mundos internos. En los mundos internos el Ego

se ocupa de las mismas cosas que lo tienen fascinado en el fí-

sico. Así vemos al carpintero durante el sueño en su carpinte-

ría, al policía cuidando calles, al peluquero en la peluquería,

al herrero en su herrería, al borracho en la taberna o cantina,

a la prostituta en la casa de sus placeres, entregada a la luju-

ria, etc., etc. Viven todas esas gentes en los mundos internos

como si estuvieran en el mundo físico. A ningún viviente se le

ocurre preguntarse a sí mismo durante el sueño si está en el

mundo físico o en el astral. Los que se han hecho semejante

pregunta durante el sueño, han despertado en los mundos in-

ternos, entonces con asombro han podido estudiar todas las

maravillas de los mundos superiores. Sólo acostumbrándonos

a hacemos semejante pregunta de instante en instante durante

el estado llamado de vigilia podemos llegar a hacernos seme-

jante pregunta en los mundos superiores durante las horas en-

tregadas al sueño. Es claro que durante el sueño repetimos

todo lo que hacemos durante el día; si durante el día acos-

tumbramos a hacernos esta pregunta, durante el sueño noc-

turno, estando fuera del cuerpo, resultaremos repitiéndonos la

misma pregunta. El resultado será el despertar de la concien-

cia.

RECORDARSE A SI MISMO

El ser humano fascinado no se acuerda de sí mismo. No-

sotros debemos auto-recordarnos a nosotros mismos de ins-

tante en instante. Necesitamos auto-recordarnos en presencia

de toda representación que pueda fascinarnos. Detengámonos

ante toda representación y preguntémonos a nosotros mis-

mos: ¿Dónde estoy? ¿Estaré en el plano físico? ¿Estaré en el

plano astral? Luego dad un saltito con la intención de flotar en

el ambiente circundante. Es lógico que si flotáis es porque es-

táis fuera del cuerpo físico. El resultado será el despertar de la

conciencia. El objetivo de esta pregunta a cada instante, a ca-

da momento, es hacer que se grabe en el subconsciente para

que actúe después durante las horas entregadas al sueño en

horas en que realmente el Ego se halla fuera del cuerpo físico.

Sabed que en el astral las cosas se ven tal como aquí en el

plano físico. Las gentes durante el sueño y después de la

muerte ven todo allí en forma tan igual al mundo físico que ni

siquiera sospechan por ello hallarse fuera del cuerpo físico.

Ningún difunto cree jamás haber muerto, está fascinado y sueña profundamente. Si los difuntos hubieran durante la vida hecho la práctica de recordarse a si mismos de instante en instante, si hubieran luchado contra la fascinación de las cosas

del mundo, el resultado sería el despertar de la conciencia.

Entonces no soñarían, andarían en los mundos internos con la

conciencia despierta. Quien despierta la conciencia puede es-

tudiar, durante las horas del sueño, todas las maravillas de los

mundos superiores. Quien despierta la conciencia se vuelve

clarividente. Quien despierta la conciencia vive en los mundos

superiores como un ciudadano del cosmos totalmente des-

pierto. Entonces convive con los grandes Hierofantes de la Lo-

gia Blanca.

  • Quien despierta la conciencia ya no puede soñar aquí en
  • este plano físico, ni tampoco en los mundos internos. Quien

    despierta la conciencia deja de soñar. Quien despierta la con-

    ciencia se convierte en un investigador competente de los

    mundos superiores. Quien despierta la conciencia es un ilumi-

    nado. Quien despierta la conciencia puede estudiar a los pies

    del Maestro. Quien despierta la conciencia puede platicar fa-

    miliarmente con los Dioses que iniciaron la aurora de la crea-

    ción. Quien despierta la conciencia puede recordar sus

    innumerables retornos. Quien despierta la conciencia asiste

    conscientemente a sus propias iniciaciones cósmicas. Quien

    despierta la conciencia puede estudiar en los templos de la

    gran Logia Blanca. Quien despierta la conciencia puede saber

    en los mundos superiores como se encuentra la evolución de

    su Kundalini. Todo Matrimonio Perfecto debe despertar la

    conciencia para recibir la guía y dirección de la Logia Blanca.

    En los mundos superiores, los Maestros guiarán sabiamente a

    todos aquellos que realmente se aman. En los mundos supe-

    flores los Maestros entregan a cada cual lo que necesite para

    su desarrollo interior.

    SAMAEL AUN WEOR

    martes, 9 de diciembre de 2008

    MEDITAR:TAN EFECTIVO Y MEJOR QUE MEDICARSE PARA COMBATIR LA DEPRESIÓN

    Según estudio se constató que un 60% de quienes se trataron con antidepresivos habían recaído
    LONDRES.- Meditar puede resultar tan efectivo o más que medicarse para hacer frente a la depresión, según un estudio realizado por la Universidad de Exeter (Reino Unido).

    El estudio se ha basado en técnicas de meditación budista y su resultado es un tratamiento bautizado como "terapia cognitiva basada en la plena consciencia" (MBCT por sus siglas en inglés), que propone una alternativa natural a los antidepresivos químicos.

    La meditación propone a los pacientes centrarse en su existencia presente, en vez de obsesionarse con el pasado y el futuro, afirmó el profesor Willem Kuyken, director del estudio, que publica este lunes la revista "Journal of Consulting and Clinical Psychology".

    Kuyken, que trabaja en el Centro de Trastornos de la Conducta de la Universidad de Exeter, explicó que se escogió a dos grupos de personas con un largo historial depresivo, a uno de los cuales se trató con los medicamentos habituales y al otro con la terapia zen.

    Ambos tratamientos se prolongaron durante ocho semanas, tras las cuales se dejó pasar un periodo de 15 meses al término del cual se constató que un 60% de quienes se trataron con antidepresivos habían recaído, frente a un 47% de recaídas entre quienes habían meditado.

    El profesor Kuyken señaló que los antidepresivos "funcionan mientras se toman y son muy eficaces a la hora de reducir los síntomas de la depresión", pero añadió que "cuando la gente deja de tomarlos se es extremadamente vulnerable a una eventual recaída".

    "La terapia MBCT propone un enfoque diferente; enseña a la gente habilidades prácticas. Lo que hemos demostrado con este estudio es que, cuando los pacientes se esfuerzan, estas habilidades de meditación les ayudan a mantenerse en buenas condiciones", aseguró.

    Para Kuyken, se trata "de una opción viable para buena parte de las personas con esta enfermedad" y abre una vía mucho menos costosa para los servicios sanitarios, que podrían rebajar su factura farmacéutica y podrían tratar a más pacientes a la vez.

    El estudio ofrece el testimonio de Di Cowan, un profesor de matemáticas de 53 años que tomó antidepresivos durante 15 años antes de unirse al grupo de meditación objeto del estudio.

    Cowan explica que practica técnicas de meditación cuatro o cinco días a la semana, que le han ayudado "inmensamente".

    "Me han procurado la capacidad para levantarme frente a cosas que antes me habrían derribado, pensar en cómo superarlas y obtener una solución para seguir adelante", indicó este paciente.


    Fuente:Efe

    lunes, 8 de diciembre de 2008

    PRIMERA INVESTIGACIÓN A GRAN ESCALA SOBRES LAS EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

    Aplicará las últimas tecnologías para explicar por qué hay conciencia cuando el cerebro está muerto


    La Universidad de Southampton, en el Reino Unido, ha puesto en marcha el primer estudio a gran escala sobre las llamadas “experiencias cercanas a la muerte” o ECMs. En centros hospitalarios del Reino Unido, de Norteamérica y de Europa los científicos analizarán el fenómeno de las ECMs, descritas por personas que han estado al borde de la muerte y han sido reanimadas. Dichas personas afirman haber experimentado una serie de sensaciones durante su muerte clínica. La ciencia tratará de dar explicación a un fenómeno incomprensible pero que, gracias a las nuevas tecnologías, está pasando del campo de lo paranormal al terreno de la investigación empírica. Por Yaiza Martínez.




    El Proyecto Conciencia Humana (el Human Consciousness Project, de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, ha iniciado un curioso estudio, bautizado como AWARE, que supondrá la primera investigación científica a gran escala sobre las llamadas “experiencias cercanas a la muerte” o ECMs.

    Se denomina ECM a la amplia gama de experiencias personales asociadas con la muerte inminente, y que consisten en las percepciones que ésta conlleva. Estas percepciones son conocidas gracias a los testimonios de personas que han estado a punto de morir o que han pasado por una muerte clínica, pero después han sobrevivido. En nuestros tiempos, las técnicas de reanimación cardiaca han ayudado a que el número de testimonios de este tipo aumente.

    Las sensaciones relatadas por pacientes (como abandonar el cuerpo, levitar, miedo extremo, serenidad total, seguridad, calidez, absoluta disolución o la visión de una gran luz al final del túnel o de seres –que, según las creencias de cada individuo suelen identificarse con Dios, los ángeles, familiares fallecidos, etc.-) han hecho que se les dé a estas experiencias una perspectiva espiritual y paranormal.

    Explicación científica

    Pero, ¿qué explicación puede dar la ciencia a las ECMs? El estudio AWARE, que tratará de dar una respuesta a esta pregunta, será llevado a cabo por un grupo internacional de científicos y de médicos, que han unido fuerzas para analizar el cerebro, la conciencia y la muerte clínica.

    Según informa la Universidad de Southampton en un comunicado, la investigación estará dirigida por el doctor Sam Parnia, un experto en el campo de la conciencia durante la muerte clínica, además de autor del libro What happens when we die?.

    Parnia lleva ya años estudiando este fenómeno. En 2001, por ejemplo, la BBC publicaba que el investigador había hecho un estudio piloto en el hospital general de Southampton con 63 pacientes que habían sido reanimados tras estar clínicamente muertos.

    Cuatro de ellos informaron, en entrevistas posteriores, que habían vivido experiencias paranormales, como atravesar un túnel y reunirse con familiares fallecidos. Algunas de esas personas, incluso, dieron detalles específicos de los intentos de resucitarlos. Parnia declaró entonces que “algún tipo de conciencia debe haber estado presente, puesto que, al regresar, pudieron contarnos lo que les había pasado”.

    En el comunicado de la Universidad Southampton, Parnia explica: “contrariamente a la percepción popular, la muerte no es un momento específico. En realidad es un proceso que comienza cuando el corazón deja de latir, los pulmones dejan de trabajar y el cerebro deja de funcionar. Es lo que en medicina se denomina “parada cardiorrespiratoria”, que desde un punto de vista biológico es sinónimo de la muerte clínica”.

    Aplicación de tecnología

    Al estado de muerte clínica lo sigue un periodo de tiempo, de entre unos segundos y una hora aproximadamente, en el que los esfuerzos médicos pueden conseguir revertir el proceso de la muerte. Conocer lo que las personas experimentan durante la muerte clínica supone una oportunidad única de comprensión del proceso humano de la muerte, explica Parnia.

    Con esta finalidad de conocimiento, y tras una fase piloto del estudio de 18 meses de duración desarrollada en diversos hospitales del Reino Unido, la investigación se extenderá ahora para incluir otros 25 centros hospitalarios británicos, europeos y norteamericanos.

    El estudio AWARE aplicará una sofisticada tecnología para estudiar el cerebro y la conciencia humanos durante las paradas cardiorrespiratorias. Al mismo tiempo, probará la autenticidad o no de las llamadas experiencias fuera del cuerpo examinando la capacidad de “ver” y “oír” durante el estado de muerte clínica. Para ello, los investigadores utilizarán imágenes aleatoriamente generadas, que se ocultarán para poder ser vistas sólo desde arriba.

    El estudio se completará con la investigación BRAIN-1 (Brain Resuscitation Advancement International Network - 1), que consistirá en realizar tests psicológicos a pacientes que hayan sufrido paradas cardiorrespiratorias, y en la aplicación de técnicas de registro de la actividad cerebral para intentar determinar métodos que mejoren el cuidado médico y psicológico de enfermos en este estado.

    Pruebas empíricas

    Lo cierto es que este tema despierta un notable interés entre los científicos. Desde esta perspectiva, estudios recientes llevados a cabo por investigadores independientes han aportado ya algunos datos, como que entre el 10 y el 20% de las personas con parada cardiorrespiratoria y muerte clínica analizadas han presentado, en ese periodo, procesos mentales estructurados, capacidad de razonar e, incluso, recuerdos detallados de la situación en la que se encontraba su cuerpo, de su entorno entonces o de las personas que intentaron reanimarlos.

    Asimismo, en 2001, una investigación médica realizada en hospitales holandeses con 344 pacientes que habían sufrido la muerte clínica por efecto de crisis cardíacas estableció que el 18% de ellos recordaba haber vivido experiencias mientras su cuerpo estaba sin vida.

    Más recientemente, la BBC se hizo eco de la publicación del libro “Near Death Experiences of Hospitalized Intensive Care Patients, a Five Year Clinical Study” escrito por Penny Sartori, una enfermera de cuidados intensivo del hospital Singleton del País de Gales, que tras cinco años de estudio del fenómeno de las ECMs, decidió plasmar los datos recopilados para ayudar a los profesionales médicos a tratar con los pacientes reanimados.

    Todas estas investigaciones se enmarcan en los estudios que, durante años, han llevado a cabo psiquiatras como Elisabeth Kübler-Ross o George Ritchie. En la actualidad, y a pesar de que el tema de las ECMs haya sido tradicionalmente considerado materia para el debate filosófico, los avances en la ciencia y, especialmente, en las técnicas de reanimación y de resucitación, lo han ido llevando cada vez más al terreno empirista.

    Fuente:Tendencias Científicas
    Como bien dice el título de la cabecera, este blog ha sido creado para descubrir y difundir la verdadera naturaleza del ser humano desde la encarnación hasta la liberación del plano físico. Comprender que somos algo más que un envoltorio de carne y hueso. Ante todo somos conciencia en crecimiento, conciencias en desarrollo andando el camino a lo largo de los tiempos. En diferentes épocas, en continuas encarnaciones, vamos aprendiendo los secretos del universo, a comprender todas las manifestaciones de las existencias, y una cosa muy importante, el tramo final de todo es la luz del universo, Dios o como deseemos denominarlo.

    Descargar el número de julio de 2012