sábado, 11 de diciembre de 2010

Him: "más allá de la luz"

“Existe una nueva forma de inteligencia
que la ciencia no puede expresar”

“HIM: Más Allá de la Luz” es una película mexicana basada en hechos reales que trata sobre el infinito potencial del ser humano, los milagros desde la óptica de la ciencia, la sanación, los ángeles y el poder del Amor.

HIM significaHuman Intelligence Matrixy se refiere a todas las capacidades dormidas que tiene el ser humano y cuyo conocimiento cambiaría nuestra sociedad y el mundo radicalmente.

Sinopsis:
La historia gira en torno a Nathan, un joven científico mexicano experto en Biología Celular, reservado, enamorado en silencio de una compañera, dedicado a trabajar y ocuparse de una madre con discapacidad, cuya vida cambia totalmente cuando conoce a un personaje con capacidades sobrenaturales. Así descubrirá un mundo de sanaciones milagrosas, más allá de los sentidos físicos, y comienza a desarrollar una nueva ciencia.




martes, 26 de octubre de 2010

¿Y si el Universo fuera un holograma?

Día 25/10/2010 - 16.25h

Especialistas del Fermilab -uno de los laboratorios científicos más avanzados y afanados del mundo- están construyendo un aparato denominado “Holometer” (u “holómetro”), cuya función será determinar si el universo tridimensional que perciben nuestros sentidos es “de verdad” o solo se trata de un holograma. El artefacto busca responder la vieja cuestión de si el espacio-tiempo es uniforme o discreto.
Simmetry Breaking
Diseño conceptual del holómetro del Fermilab
¿Cómo es realmente el universo que percibimos? Esta pregunta aparentemente inocente ha mantenido a ejércitos de físicos discutiendo durante mucho más tiempo del que hubiesen preferido. Cuando descubrieron que la energía en realidad no podía tomar “cualquier” valor, sino que estaba “dosificada” en pequeñísimos paquetes (llamados cuantos) resultó inevitable preguntarse si las dimensiones espaciales son realmente tan continuas como nos parecen o si, por el contrario, también están “pixeladas”.
¿Qué significa esto? Imaginemos que tomamos una cámara fotográfica que posea una resolución de “infinitos megapíxeles”, y comenzamos a tomar fotografías de un objeto cualquiera. A “1x” el objeto aparece tal como lo vemos con nuestros ojos. A “10x” comenzamos a percibir detalles que difícilmente veríamos a simple vista. A “100x” comienzan a aparecer detalles imperceptibles de otra manera, que revelan las microrayaduras y granos de polvo depositados sobre su superficie. Si seguimos aumentando el detalle de las imágenes, llegará un momento en que podremos “ver” las moléculas que lo conforman.
Y si seguimos aumentando la resolución de nuestra cámara imaginaria, veremos sus átomos, y luego sus partículas. Lo que intentan averiguar los científicos es si esta “realidad”, en alguna escala que somos incapaces de percibir, comienza a “cuantificarse” tal como se “pixela” una fotografía al aplicarle un valor de zoom demasiado alto.
La tercera dimensión
La tercera dimensión que percibimos puede ser una ilusión
Determinar semejante cosa no es, por supuesto, una tarea sencilla. Los encargados de tomar el toro por las astas han sido los científicos del Fermilab, el laboratorio físico nacional estadounidense que posee el segundo acelerador de partículas más potente del mundo. Una de las teorías que manejan los especialistas -y que a los profanos nos suena a chino- es que la realidad consiste solamente en dos dimensiones, y lo que percibimos como una “tercera dimensión” no es otra cosa que una “ilusión” -sumamente realista, por supuesto- que surge de la interacción de estas dos con el tiempo.
Si esto es cierto, la realidad sería algo así como un holograma, una especie de truco de mago de feria en el que se nos “vende” una dimensión que realmente no está allí. Algunos físicos creen que no podemos darnos cuenta del engaño “culpa” de algunas limitaciones impuestas por las leyes de la física, como que “nada puede viajar más rápido que la luz” y naderías por el estilo. No sabemos cómo se podría conciliar todo esto con las 10 dimensiones contempladas por la Teoría de Cuerdas y los universos paralelos que buscan con el LHC, pero seguramente ambas hipótesis no puedan ser válidas a la vez.
En el Fermilab han comenzado la construcción de un holómetro (“holometer”) , un máquina de altísima tecnología que podría atisbar por los “espacios” existentes entre uno y otro “píxel” de la realidad. Explicar cómo funciona una máquina como esa es sumamente complicado, pero en un comunicado del laboratorio han dejado entrever que hará su magia gracias a un reloj extremadamente preciso (en realidad, será el más exacto jamás construido) y un láser. Los primeros datos serán proporcionados por el holómetro en algún momento del año próximo. Si recuerdas la película «Matrix», esto significa que tienes entre 3 y 12 meses para decidir si tomas la pastilla roja o la pastilla azul.

miércoles, 2 de junio de 2010

LAS OCHO CARACTERíSTICAS DE UN ADULTO íNDIGO

Los otrora niños de aura azul han crecido dando paso al surgimiento de adultos muy especiales, que por desconocimiento no logran comprenderse a sí mismos ni menos adaptarse al sistema. ¿Perteneces a este grupo? Descúbrelo a continuación.
Por Carla Ingus


En las últimas décadas hemos escuchado hablar de los niños índigo, cuyos nacimientos aumentaron en número hace más de 20 años. Una especie de “raza” cuya misión es luchar contra el sistema establecido. “Se les denomina índigo porque su aura contiene una gran cantidad de color azul índigo, el color de la intuición y la espiritualidad. Después de la Segunda Guerra Mundial empezaron a nacer índigos, aumentó su número en los años 70 y se hizo un fenómeno más masivo en los años 80”, explica la sicóloga Esther Morales León, quien es miembro del equipo de Niños Indigo de Chile.

Pues bien, a estas alturas muchos de los pequeños ya se instalaron en la vida adulta, la mayoría sin siquiera saber si pertenecen a este grupo y, por consiguiente, sin llegar a entenderse. Un tema que para ellos resulta clave. “Su tarea es aceptarse, valorizarse y encontrar su particular misión en la vida, haciendo uso de todos los talentos que tienen y de su elevado nivel de conciencia, para ser un real aporte a la evolución planetaria”, plantea la experta, quien nos ayuda a dilucidar qué adultos se ajustan a estas características.

Idealistas, perceptivos, rebeldes…

El adulto índigo se caracteriza por:


No encaja: El índigo es una persona muy sensible, inteligente y creativa, disfruta haciendo cosas, tienen profunda empatía por otros, pero también intolerancia ante la estupidez; puede tener problemas con el enojo y la ira. Se siente diferente a la masa, no encaja, le cuesta adaptarse, es modelo para otros. Se resiste ante la autoridad y el sistema laboral jerárquico, prefiere esfuerzos cooperativos, posiciones de liderazgo o trabajar solo.

Ha tenido experiencias síquicas: Nos referimos a premoniciones, ver ángeles o fantasmas, experiencias fuera del cuerpo, escuchar voces. Al poder conectar con otras dimensiones, pueden ver el aura, percibir la energía de personas y lugares, soñar o saber cosas que ocurrirán en el futuro, adivinar el pensamiento, tienen amigos imaginarios, ver elementales, ángeles, seres desencarnados, etcétera.

Ligados a lo espiritual: Busca el significado de su vida y comprensión del mundo a través de religión o espiritualidad, grupos y libros de autoayuda.

Quieren mejorar el mundo:Siente un ardiente deseo de hacer algo para cambiar y mejorar el mundo, pero puede tener problemas para identificar su camino. Tiene problemas con los sistemas que considera ineficientes, como por ejemplo, político, educativo, médico y legal.




En la infancia…: Tiene una clara conciencia de sí mismo, es muy perceptivo e intuitivo, trae una sabiduría innata, desarrolla el pensamiento abstracto desde pequeño, es dotado y/o talentoso, soñador y visionario.

Creativo: Aprende de manera reflexiva y no repetitiva cosas diferentes, pero cuando tiene suficiente conocimiento, los dejan por aburrimiento. No comulga con el sistema escolar actual, es rebelde a las normas y estructuras, tiene dificultades con la disciplina y la autoridad, no responden a mecanismos de culpa, quieren buenas razones.

Hipersensible:Poseen una gran sensibilidad por la naturaleza, y mucha conexión de tipo espiritual, probablemente se le diagnosticó como niño con síndrome de déficit atencional con y sin hiperactividad.

No a la mentira: Le desagrada la mentira y la falsedad, tienen un desarrollado sentido de justicia, son sanadores, hipersensibles visual, auditiva y kinésicamente, se conectan con la otra dimensión, pudiendo ser videntes o perciben una realidad que otros no ven.
Wendy Chapman, la experta norteamericana autora de varios libros relativos al tema, aporta otros detalles, basándose en sus investigaciones.


Son inteligentes, aunque tal vez no hayan tenido las mejores notas.

Siempre necesitan saber por qué; especialmente, por qué se les está pidiendo que hagan algo.

Les disgustaba y quizás incluso odiaban gran parte del trabajo repetitivo y obligatorio de la escuela.

Eran rebeldes en la escuela en cuanto a que se negaban a hacer la tarea y rechazaban la autoridad de maestros o querían realmente rebelarse pero no se atrevían, generalmente debido a presión de los padres.

Es posible que hayan experimentado depresión existencial temprana y sentimientos de impotencia. Estos últimos pueden haber ido de tristeza a desesperación total. Sentimientos suicidas durante la secundaria o antes no son inusuales en el índigo adulto.

Tienen dificultades en empleos dedicados al servicio. Los índigos se resisten ante la autoridad y el sistema laboral jerárquico.

Prefieren esfuerzos cooperativos, posiciones de liderazgo o trabajar solos.

Pueden ser extremadamente sensibles en lo emocional, incluso llorando ante el menor motivo (sin protección). O pueden ser lo opuesto y no mostrar ninguna expresión de emoción (protección completa).

Sienten frustración o rechazo hacia el tradicional “sueño americano” (trabajar 8 horas, matrimonio, 2,5 hijos, casa con cerco blanco, etcétera).

Tuvieron pocos o ningún modelo índigo a imitar.

Pueden ser sensibles a la electricidad: relojes no funcionan o lámparas se apagan cuando caminan por debajo de ellas, equipos eléctricos funcionan mal o se queman lamparitas.

Son muy expresivos sexualmente o pueden rechazar la sexualidad por aburrimiento o con la intención de lograr una conexión espiritual más elevada. Pueden explorar tipos alternativos de sexualidad.

Buscan el significado de sus vidas y comprensión del mundo.

Cómo vivir como un índigo
En medio de un mundo que no los entiende y al ser criados por padres que no saben cómo tratarlos -que confunden su forma de ser con hiperactividad o inadaptación al sistema-, las potencialidades de los índigos se ven algo transgredidas. “En general las características se mantienen toda la vida, sin embargo, las condiciones paranormales se van perdiendo por efectos de una educación muy racional o porque la persona teme ser incomprendida o malinterpretada”, plantea Morales.

Tanto para los padres de un niño índigo como para quienes lo son, vale la pena entender que desde pequeños se les debe escuchar, valorar y respetar, nunca forzarlos a hacer cosas que no quieren. “Se deben negociar las normas, ponerlos en colegios donde se les permita desarrollar su individualidad, facilitarles libros de acuerdo a su área de interés, darles alimentos y bebidas naturales”.

En vez de medicarlos para solucionar “problemas” con ellos, como es muy común, hay que optar por medidas que se ajusten a su esencia. “Responden excelentemente a las terapias energéticas, a los remedios naturales, la homeopatía y les hacen muy bien los alimentos y bebidas naturales, sin aditivos químicos, colorantes y azúcares. Se benefician del contacto con la naturaleza y prácticas como el yoga, tai chi y les encanta el reiki”.

Hay un aspecto clave “si un índigo encuentra el equilibrio, puede convertirse en un individuo muy fuerte, sano y feliz”.




Copyright Terra Networks Chile S.A

martes, 27 de abril de 2010

Seres negros y bajos astrales

Los practicantes de la magia negra utilizan el llamado “bajo astral” para dominar y hacer daño. El bajo astral es una zona intangible, de otro plano de existencia (otra dimensión), donde se mueven seres negros, entes también llamados ‘bajos astrales’ y que, al ser invocados, traen siempre dolor, malestar y sensaciones y sentimientos no deseados.

Pero también sucede que muchas veces, somos nosotros mismos quienes llamamos o atraemos, aunque sea sin darnos cuenta, a los seres oscuros del bajo astral. Les permitimos acercarse a nuestro plano material, contactar con nuestro mundo, a través de nuestros pensamientos de odio, envidia, venganza o malestar, y que dirigimos hacia quien creemos que nos ha lastimado, o sentimos que nos molesta. Los seres negros se pegan a las paredes de las casas y a nosotros mismos, por lo que es difícil desprenderse de ellos. Y por esa misma razón, los lectores deberían tener esto bien en cuenta, antes de permitirse o fomentar pensamientos negativos hacia alguien. Siempre es mejor llenarse de luz, vibrando en positivo y enviando esas ‘buenas vibraciones’ a los demás, ya que las ‘malas vibras’ siempre aportan negatividad.

Así es: los sentimientos negativos como los miedos, la envidia, la ira, la depresión, etcétera, son los generadores de esa energía nociva, oscura y negativa que muchas veces se deposita en los hogares produciendo extraños fenómenos o ruidos, que comúnmente son confundidos con espíritus o almas de personas fallecidas. Esta negatividad, como ya indicamos antes, mayormente transita en lo que se llama “bajo astral”, que es la zona del plano astral más densa y más cercana al plano terrenal. Dentro del astral hay diferentes niveles y, para entender un poco más este concepto de ‘mundo o plano astral’, nos ayudará el saber que, simultáneamente a este mundo en el que vivimos y al que llamamos tridimensional, existen otras dimensiones paralelas, que no las podemos ver ni percibir porque se encuentran en una “frecuencia vibratoria” distinta a la nuestra, y que no ocupan el volumen ni el espacio tal como lo conocemos. Una de estas dimensiones paralelas, la de mayor densidad y la más ‘baja’ o cercana a nosotros, es la que alberga a estas entidades negativas y se denomina ‘bajo astral’.

Cuando hablamos de ‘bajos astrales’ o ’seres negros’, estamos haciendo referencia a entidades espirituales de muy baja vibración energética que, debido a diversos motivos y a pesar de estar ya desencarnados, “conviven” a nuestro lado sin nosotros notarlo, precisamente porque hay pocos seres humanos que tengan la capacidad de verlos y percibirlos. Y en no pocas ocasiones, uno de estos ‘bajos astrales’ se ‘enquista’ a la espalda de una persona y comienza a tratar de perjudicarla a través de sus vicios y debilidades, ya sean éstas de índole adictivo (drogas, alcohol, tabaco, sexo) o afectivas (celos, envidia, desconfianza)… A esta acción del ‘bajo astral’ se la llama también ‘contagio’ y es una de las formas conocidas de posesión.

Por tanto, quien tiene alguna de estas debilidades o vicios, el ‘bajo astral’ se las aumenta hasta límites elevados, hasta el punto en que a esas personas contagiadas les comienza a resultar imposible la convivencia con su entorno, ya sea laboral o familiar. Pero también puede ocurrir que ese ‘contagio’ ocurra en personas que estén libres de las antes citadas debilidades. En estos casos, y a causa de las malas energías que emiten dichas entidades, una situación de vida que hasta ese momento era normal, comienza a tener inconvenientes y complicaciones que la persona afectada no sabe con certeza de dónde provienen. Debemos entonces protegernos (si es necesario recurriendo a la ayuda de un parapsicólogo o de un experto en estas temáticas) de estas agresiones que, pese a ser invisibles e imperceptibles, en muchos casos pueden cambiar peligrosamente la vida de muchísimas personas.

Obsesiones e impregnaciones

La obsesión espiritual es otra de las formas de posesión que se conocen, y es algo más intensa -y por ende también más dañina y perjudicial- que la denominada ‘contagio’ o ‘enquistamiento’. Se produce cuando un ‘bajo astral’ se ‘pega’ a una persona con fines altamente negativos, y ésta pasa a ser y estar inmediatamente “obsesada” por estas negativas entidades espirituales. En estos casos, suelen producirse fuertes dolores de cabeza, contracturas y hasta dolores de espalda y/o cervicales; y puede ocurrir también que surjan pensamientos destructivos que lleven a un individuo a un comportamiento extraño y agresivo, contra los demás o contra sí mismo, y sin ningún motivo aparente. Cuando esto ocurre, debe realizarse un proceso de “desobsesión” y quien lo lleve a cabo debe conocer bien el trato a dar al “obsesor”, es decir, al bajo astral o ente oscuro. Hay que indicar claramente y recalcar que estos casos son auténticos casos de ‘posesión’ y que por tanto, para resolverlos hace falta y es necesario un completo exorcismo, en una de las modalidades que existen de dicho ritual. Hay distintos tipos de “obsesiones”, pero para todos ellos existen soluciones, y la persona, una vez exorcizada y liberada, recupera rápidamente su estabilidad emocional y física. Es muy importante solucionar estos casos lo antes posible, pues de lo contrario, cuando se pasan los límites tolerables, el individuo o persona afectada puede llegar rápidamente a padecer esquizofrenia.

Por otra parte, las impregnaciones espirituales se producen cuando alguna frecuencia energética negativa, o también un ‘ente negro’ o ‘bajo astral’, se incorpora o penetra en algún tipo de material, ya sea pared, techo, piso, muebles, etcétera, de una casa o negocio; y asimismo pueden también tener lugar por presencias espirituales de baja vibración energética.

Si el material impregnado es poroso, es factible detectarlas visualmente, ya que pueden llegar a adoptar formas definidas (rostros, figuras de animales, o ser simplemente manchas informes). Puede ocurrir también que cuando en algún lugar hay impregnaciones negativas, aparezcan desagradables manchas de humedad sin ningún motivo “material” que las provoque. Como este tipo de impregnaciones emiten una energía muy negativa, es muy posible que cuando nos encontramos en lugares donde la impregnación se halla presente, comencemos a sentir angustias, tristezas, temores o depresiones, sin conocer realmente el motivo que nos provoca estos sentimientos negativos. Este fenómeno ocurría también en las fotografías (ahora ya cada vez menos, con el auge de las cámaras digitales): no sólo se impresionaba la película con la imagen a fotografiar, sino que podía también impregnarla algo o alguien que no se veía a simple vista en el lugar donde tomábamos la fotografía; en no pocas ocasiones y para nuestra sorpresa, cuando la película era revelada, aparecían distintas entidades espirituales o manifestaciones energéticas de distinta índole.

Existen también las impregnaciones “positivas” y por supuesto, en el lugar donde se encuentran éstas, la emisión de energías es altamente beneficiosa, y ello nos lleva a sentir y experimentar un estado de paz, tranquilidad y serenidad muy satisfactorio.

Debemos estar siempre atentos a la aparición de estas impregnaciones para que, si al producirse detectamos o notamos que emiten negatividad, podamos revertir esta circunstancia.

—————————————–
Por ORION - Publicado en: Viajes Astrale

lunes, 26 de abril de 2010

Plano Astral

Ampliaremos los conocimientos sobre el Plano astral.
Sabemos hasta ahora que en el plano astral se encuentran las proyecciones espirituales denominadas, "embriones" quienes hacen experiencias en los minerales y vegetales, "semiconciencia" que hacen experiencias en el reino animal y "conciencia plena" que hacen experiencias en el reino humano.
Hay una gran diferencia vibratoria entre estos aspectos en lo que hace a su evolución y progreso, en el despertar de sus distintas facultades y poderes espirituales. También hay una notable diferencia en la frecuencia vibratoria de los distintos estados, los mas sutiles como ser el estado de "embrión" y el estado mas denso como ser el de "conciencia plena". También lo hay entre un ser primitivo y un ser evolucionado, entre un ser con una vida dentro de las leyes y un ser que ha cometido todo tipo de transgresiones a la ley. Cuando hablamos de un ser primitivo nos referimos a seres de primeras encarnaciones.
Cada una de estas diferencias vibratorias deben ubicar a los seres en distintos puntos dentro del plano astral para no chocar entre si, por lo tanto se encuentran en el mismo varios sub-planos.

El primer sub-plano del plano astral es el más cercano al plano físico en donde se encuentran los seres que tienen un fuerte apego a los aspectos materiales de su vida terrena como ser, fortuna, gloria, poder, riquezas y además los suicidas por no haber concluido con el término humano de su experiencia y seguir con sus cuerpos físicos invisibles. En este sub-plano, como todavía no pudieron desprenderse de sus cuerpos mental humano y emocional-sensorial humano (alma o cuerpo astral) siguen pensando y sintiendo sin poder expresarse por no contar con el cuerpo físico. No obstante no existen aquí las ansias puramente físicas, por ejemplo de hambre y de sed; pero el deseo del glotón de satisfacer su paladar y el deseo del alcohólico de sentir la sensación producida por el alcohol, por ser ambos pertenecientes al aspecto emocional-sensorial, persisten todavía.. Esto puede ser causa de intenso sufrimiento dado que no poseen cuerpo físico por cuyo medio únicamente pueden satisfacer tales deseos.
Todos estos seres que se encuentran en este primer sub-plano al estar ubicados en forma inmediata al plano físico pueden influir en seres ubicados en el plano físico, es decir encarnados, y que vibran en afinidad.
Un alcohólico consuetudinario tratará de influir permanentemente para que otro ser encarnado se embriague y a través de él poder sentir algún tipo de sensación que mitigara su imperiosa necesidad. Debe notarse que para que esto suceda el ser encarnado debe estar en afinidad vibratoria con este vicio.
En el momento del estado de ebriedad de un ser encarnado el que se encuentra en el astral se pone en contacto a través de su cuerpo emocional-sensorial que todavía no ha desprendido con el emocional-sensorial de dicho ser y a través de él puede percibir el olor al alcohol, experimentar el gusto y otras sensaciones que desea.
Un ser así se encontrará en la parte más baja del plano astral y las sensaciones logradas por el mecanismo antes mencionado solo sirven para excitar más sus deseos y llevarlo al borde del frenesí.
Ni pensemos en el sufrimiento de un ser que percibe que se están apoderando de sus riquezas, de su poder, de cuanto poseía y no puede hacer nada para impedirlo.
De los vicios como el cigarrillo, la droga, el juego y todo aquello que constituya una adicción.
El ser seguirá sufriendo profundamente hasta tanto tome conciencia de su estado espiritual y pueda desprenderse de sus cuerpos físicos invisibles, mente y alma humanas.
Este sufrimiento no es realmente el fuego del purgatorio citado por todas las religiones?
Estas condiciones torturantes descriptas no son el purgatorio?
Estas condiciones se pueden prolongar durante mucho tiempo pues se desvanecen muy gradualmente; le cuesta mucho al ser ir tomando conciencia de su estado.

El segundo sub-plano del plano astral está ocupado por seres con deudas kármicas que retardan el desprendimiento pero que no los impulsa influir, sojuzgar u obsesar a un ser encarnado. Tardan en tomar verdadera conciencia de su estado espiritual pero llevan poco a poco adelante el proceso de eliminar los cuerpos físicos invisibles y al mismo tiempo incorporar a sus cuerpos espirituales las experiencias positivas realizadas y las deudas contraídas.
Los seres ubicados en el primer sub-plano, una vez lograda la conciencia verdadera de su estado espiritual y por lo tanto superadas sus adicciones pasan al segundo sub-plano donde comienzan su proceso paulatino de desprendimiento.
Una vez logrado en este segundo sub-plano desprenderse de los cuerpos físicos invisibles, mente y alma humanas, e incorporado a sus cuerpos espirituales, mente y alma espirituales, pasan al tercer sub-plano del plano astral.
Debemos notar que cambian de sub-plano porque cambia substancialmente su estado vibratorio. Lo que ubica a los seres en los distintos sub-planos es su estado vibratorio.

En este tercer sub-plano del plano astral, liberados ya de toda influencia física hacen un proceso de análisis de la experiencia humana realizada y preparan su próxima encarnación donde deberán seguir desarrollando sus facultades y poderes espirituales y superando los aspectos humanos negativos que aún no lograron superar. No olvidemos que tanto las superaciones como las deudas contraídas en su vida terrenal están grabadas en sus cuerpos espirituales y por lo tanto susceptibles de ser analizadas.
Si del análisis surge que ese ser ha terminado con todas las experiencias y superaciones que ha venido a realizar incorpora las experiencias a su conciencia de bien y de mal, el poder de acción logrado a su mente espiritual y las sensaciones a su alma espiritual y se retrotrae a su espíritu, "conciencia plena" que se halla en el plano espiritual que le corresponde de acuerdo a su punto evolutivo. Como la incorporación de los aspectos mencionados a su parte espiritual puede hacer elevar su punto evolutivo es probable que se ubique en un nuevo plano espiritual acorde con el punto alcanzado.
Volvamos a repasar: nuestro espíritu hace una proyección al plano astral del mundo en donde realizará sus experiencias y dicha proyección sigue ligada al espíritu que mora en el plano espiritual que le corresponde de acuerdo a su punto evolutivo.

Las "semi-conciencia" una vez terminada la experiencia en el reino animal se desprenden automáticamente del aspecto físico pues no generan ningún tipo de apego con esos aspectos pues todavía no tienen una plena conciencia de su existencia como individuos, y se ubican en el cuarto sub-plano del plano astral desde donde volverán a tomar contacto con el aspecto físico que les corresponda por ley de evolución.

Los "embriones" una vez terminada la experiencia en el reino vegetal o mineral se retrotraen al quinto sub-plano del plano astral desde donde volverán a experimentar en el aspecto físico que corresponda por ley de evolución. Recordemos que estos "embriones" espirituales no toman contacto directo con las formas vegetales y minerales por lo tanto no existe ningún tipo de apego. Sus experiencias son de sensaciones.

En el sexto sub-plano del plano astral se ubican las proyecciones espirituales de los seres muy evolucionados que encarnan en un mundo como el nuestro solo por tarea de amor, de ayuda a las humanidades, pues por su punto evolutivo no necesitan ya hacer experiencias en mundos de dolor como el nuestro. Desde allí preparan cada una de las encarnaciones que deba abarcar su tarea espiritual. Una vez terminada su tarea de amor se retrotrae a su espíritu que mora en el plano espiritual que le corresponde por su elevado punto evolutivo.

En el séptimo sub-plano se ubican las proyecciones de los espíritus que se hallan en planos divinos es decir los "divinizados" que también encarnan solamente por tarea espiritual de amor hacia las humanidades y en la mayoría de las veces son tareas "mesiánicas". Realizan el mismo proceso que los seres muy evolucionados.

________________________________________________________________
7mo.SUB-PLANO Seres Divinizados con Tareas de Amor y/o Mesiánicas.
________________________________________________________________
6to.SUB-PLANO Seres Muy Evolucionados con Tareas de Amor
________________________________________________________________
5to.SUB-PLANO "Embriones" Experiencias en el Reino Vegetal y Mineral
________________________________________________________________
4to.SUB-PLANO "Semi-conciencia" Experiencias en el Reino Animal
________________________________________________________________
3er.SUB-PLANO "Conciencia Plena" Análisis y Proceso Próxima Encarnación
________________________________________________________________
2do.SUB-PLANO "Conciencia Plena" Proceso Lento de Desprendimiento
________________________________________________________________
1er.SUB-PLANO "Conciencia Plena" Adicciones- Obsesión - Suicidio
________________________________________________________________

También se encuentra en este plano sustancia astral desde una sutileza determinada hasta una densidad determinada y que responde a todas las necesidades de sensaciones y emociones de los seres que deben formar su cuerpo astral o alma al encarnar y que deben tomar contacto con el medio ambiente y percibir tanto las sensaciones como las emociones del plano físico. Tiene innumeras frecuencias vibratorias que abarcan desde los aspectos emocionales-sensoriales más sutiles hasta los más densos. Nos permite elevarnos ante una expresión de arte, de la naturaleza, como llegar a un estado de ira muy profundo.
Esta sustancia rodea y penetra el cuerpo físico conformando el llamado "cuerpo astral" que se expande más allá del contorno del cuerpo físico.
En un ser falto de evolución y progreso, por ejemplo un ser de primeras encarnaciones, el cuerpo astral es una masa de materia astral nebulosa y vagamente delineada en la cual predominan las sustancias de los grados más bajos pudiendo de esta manera responder al estímulo de pasiones y apetitos. Se extiende en todas direcciones un poco más allá del cuerpo físico.
En un ser de mediana moral e intelectualidad con un determinado progreso espiritual su cuerpo astral está conformado por materia astral más sutil y mejor equilibrada. Predominan en ella las sustancias de los grados más sutiles y da cierta luminosidad al entorno del cuerpo físico y un delineamiento más marcado y preciso.
En un ser desarrollado espiritualmente su cuerpo astral está formado por materia astral sutilísima con sustancia astral de los grados más elevados, destacándose una fuerte luminosidad en su entorno. Se extiende mucho mas allá del cuerpo físico que los otros casos.
Los colores de la materia astral tiene que ver con la sustancia componente que está en relación directa con el grado de desarrollo espiritual del ser.
Así, comienza por colores toscos y borrosos en personas poco desarrolladas y se va haciendo más luminosos y definidos a medida que el ser se va desarrollando emocional, mental y espiritualmente.
La misma palabra "astral" proviene de los alquimistas medievales y se supone que aludían a la luminosidad de la materia astral pues su significado es "estelar"
La luminosidad y coloratura tiene que ver en forma directa con el grado de los sentimientos y emociones desarrollados y también con el temperamento del ser: devocional o filosófico, artístico o científico, pragmático o místico. Cada uno de los cambios producidos en el ser afecta consecuentemente dicha luminosidad y coloratura.
Este cuerpo astral es lo que hemos escuchado denominar como "aura" y que ciertas personas con un determinado desarrollo sensitivo pueden ver alrededor de nuestra cuerpo. Ver Nota "El Efecto Kirlian".

http://amanecerespiritual.tripod.com/capitulo12.htm

domingo, 21 de marzo de 2010

Las preguntas de los asistentes a la conferencia

Preguntas del público tras las conferencias (Alcoy 14 nov 09) from Conexiones con otras realidades on Vimeo.

Rafael Palacios en la ponencia el 14 de noviembre de 2009

Conferencia Rafael Palacios (Alcoy 14 nov 09) from Conexiones con otras realidades on Vimeo.

Ponencia de Mila Caue el 14 de noviembre de 2009 en Alcoy

Conferencia Mila Cahue (Alcoy 14 nov 09) from Conexiones con otras realidades on Vimeo.

Ponencia de Rafael Lopez Guerrero el 14 de Noviembre de 2009 en Alcoy

Conferencia Rafael López Guerrero (Alcoy 14 nov 09) from Conexiones con otras realidades on Vimeo.

Ponencia de Isabel de la Fuente el 14 de Novienbre de 2009 en Alcoy

Conferencia Isabel de la Fuente (Alcoy 14 nov 09) from Conexiones con otras realidades on Vimeo.

Descargar el número de julio de 2012